ArgenXena v.2008 - Homenaje argentino a la Princesa Guerrera - Xena: Warrior Princess


EL CAFÉ Entrada

HOME Principal

MAPA DEL SITIO Mapa

Introducción

«...hay distintos modos de ser un pobre de espíritu; hay distintos modos de andar por la Tierra tildándola de insípida, aburriéndose, dejándose morir de monotonía y de tedio; y uno de ellos —tal vez el más tonto— consiste en negarse a probar la sal y la pimienta ocultas que la sazonan de magia.»

Fragmento de El Unicornio, de Manuel Mujica Láinez


  1. «Es un sentimiento... no puedo parar» ♥
  2. Los ingredientes del fenómeno
  3. Receta para disfrutar el fenómeno

«ES UN SENTIMIENTO... NO PUEDO PARAR»

¿Qué es lo que hace que una serie como Xena: Warrior Princess origine en sus seguidores un apego tan singular? Esa sí que es una pregunta complicada. Se trata de un producto tan heterogéneo, por momentos volátil, en ocasiones trivial, a veces inverosímil; y, para ser honestos, es simplemente otro programa de televisión entre tantos. Pero —y siempre hay un pero— este simple programa de televisión tiene algo más. Un “algo” que es sumamente difícil de comprender y más aun de explicar, pero que convierte a Xena en un producto único e irrepetible.

Hércules y Xena

Hércules y Xena: primero enemigos, luego amantes.

No hace falta mirar la serie demasiado para darse cuenta de que Xena no tiene mucho que ver con la mitología griega, como en un principio puede sugerir; tampoco, aunque en una medida menos evidente, Hercules: The Legendary Journeys, la serie que fue el puntapié inicial para que la Princesa Guerrera se independizara. Los nombres, los lugares y algunos mitos están presentes, pero no es necesario ser muy observador para, en resumidas cuentas, afirmar que Grecia y la mitología, en ambas series, son apenas un pretexto para lidiar con los temas y las conductas contemporáneas —y occidentales— de una forma un poco menos proverbial. ¿No están acaso todos los programas de televisión basados en esa premisa? Al menos, claro está, todos los que llegan —“globalización” mediante— a un gran número de países diferentes.

El dúo protagónico: demasiada química...

El dúo protagónico: demasiada química...

Y, sin embargo, Xena: Warrior Princess tiene ese “algo más” que no se puede definir con palabras, esa cualidad distintiva que la convierte en lo que es: en Xena: Warrior Princess. ¿Y qué es, en síntesis, lo que genera en los televidentes esa incondicional devoción, que aún después de más de un año de concluida la serie no ha decaído en lo más mínimo? ¿Son las imágenes? ¿Lo es el argumento central? ¿El dúo protagónico? ¿La música? ¿Los efectos especiales? ¿Los villanos? ¿Las actuaciones, el vestuario, los efectos sonoros? ¿Y por qué no todo eso junto y mucho más? Se puede desmenuzar cada uno de estos aspectos y exponerlo en detalle, pero no es ése el propósito de esta reseña, sino más bien obrar como una suerte de introducción. De todas maneras, se hará una somera revisión de estos elementos a continuación.

Seguir leyendo...

© 2002 • www.argenxena.com

No copiar sin autorización.

comments powered by Disqus

© 2002-2014 • Argentina ARGENTINA / Colombia COLOMBIA